A un Amigo

Español

“Meu amigo”, cuantas cosas compartimos tu y yo, compartimos pueblo,barrio, escuela, juegos , aficiones, alguna que otra gamberrada (algunas todavía no se pueden contar), compartimos colegio, bodas, fiestas (cuando nos llevaban nuestras madres a aquella fiesta del San Ramón de Cambeo, donde ellas vendía el Pan de Cea), compartimos muchos desplazamientos con nuestro equipo preferido el C.D. Cea, y alguno también con el otro querido de los dos el Barca, que lo fuimos ver a Vigo y estuvimos en la grada sentados al lado de Rife y de Costas, te acuerda amigo?.

Compartimos mesa muchísimas veces, trabajos (cuanta leña metimos juntos para que nuestras madres cocieran el Pan de Cea, cuantos carros de hierba seca hemos calcado juntos, en compañía de la Marilo, el Andres y otros muchos del barrio) cuantas veces te acompañe a echarle de comer a aquella Mula. Y aquellos saltos en el “Cantaro” uno de un lado y otro de otro, para encontrarnos en medio del rió, ¡¡ Que recuerdos¡¡

Y amigo mío, te acuerdas de aquella Fiesta de la Saleta, era un 22 de Septiembre, no recuerdo el año, pero podría ser por 1962, que nos fuimos por la mañana, Tu, el Toniño y Yo a la Canteira a buscar restos de los Fuegos, ósea a buscar los que no había explotado, para explotarlo nosotros y aquel día encontramos un cartucho grandísimo de pólvora y con un trozo de mecha y como nuestra inocencia, por aquel entonces, era mucha, se nos ocurrió atarlo a una varilla e intentar que, prendiéndole fuego, subiera, pero aquello no ardía y ni mas ni menos que, como la mecha no ardía, se me ocurre a mi abrir un agujero en el papel que envolvía el cartucho, hasta que se viera la pólvora y prenderle fuego directo sobre la pólvora, menos mal que en ese momento no estábamos los tres solos, sino que estaban con nosotros nuestros Ángeles de la Guardia, por lo menos el mío estaba, porque si aquel cartucho llega a ser de pólvora de explotar, hoy no estaría recordando todo esto, pero resulto que era de Lucerio, ósea que de aquel pequeño agujero empezó a salir fuego y luces de colores, y yo como era el “fogueteiro” fui el que lleve las de perder, me quemo todos los pelos de los ojos, la cara, los ojos se me llenaron de pólvora, fue horrible, que inocentes éramos y que suerte tuvimos aquel día.

Después estuvisteis los dos trallendome agua en botes que encontrasteis por el Lodairo , desde la fuente que había en la Feria del Ganado, para yo refrescarme la cara, puesto que me ardía de calor. Una vez calmados nos bajamos al pueblo como pudimos y nos la ingeniamos para ver como yo podía engañar a mi padre, para que cuando me viera así, no recibiera el primer tortazo, pues en aquel tiempo era así. Pero al final lo conseguí y me pase todas las Fiestas de la Saleta con unas gafas de sol.

Que recuerdos amigo mío, mira si compartimos, que hasta compartimos comisión de Fiestas, tuvimos un años entre Tu, el Miguel y Yo la fiesta del San Cristóbal, con un presupuesto de 25.000.-pts..... y así fuimos creciendo, hasta que empezaron a venir las primeras inquietudes.

Y un buen día, va y sin hacer ruido, de la noche a la mañana, sin que nadie seenterara, como a ti te gustaba hacer las cosas, desapareces del pueblo rumbo a Barcelona acompañado por otros aventureros y con una simple mochila o maleta repleta de buenas intenciones y muchas ilusiones, porque, mucho más no llevabais. Y te creías que no nos íbamos a enterar, pues menudo revuelo se armo en el pueblo aquellos días, como no nos íbamos enterar de que faltabas del pueblo, imposible, bueno yo me puse triste (incluso te acordaras, yo también estuve a punto, en una época de hacer lo mismo), pero después me alegre, puesto que la experiencia os fue muy bien. 

Me acuerdo cuando volviste al pueblo acompañado de tu esposa, me acuerdo de aquella conversación que mantuvimos los tres en tu cocina, donde me presentaste a tu esposa y me contaste las ilusiones que traíais los dos y los proyectos a realizar, que algunos se consiguieron y otros no te dio tiempo, porque, de no ser por eso los hubieras conseguido.

Yo también partí del pueblo primero por motivos de Estudios para Aranjuez, después la mili en la Coruña, el trabajo en la Coruña, Cáceres, Valencia y ya nos distanciamos, pero seguimos manteniendo nuestra amistad y alguna que otra inquietud en las vacaciones cuando nos veíamos en Cea.

Y recuerdo aquel verano, mes de agosto, que estaba de vacaciones en Cea, que faltando unos días para venirme para Valencia, me entero que estabas en la Residencia y baje a Orense a verte, acompañado de mi cuñado Amador, y te encontré en la sala de espera de la Planta jugando a las cartas con otros pacientes y yo te comente ¿y tu que haces aquí con esa cara?, pues te veía tan bien y tan fuerte que no me imaginaba que hacías allí, que por cierto tenias la cama en el pasillo, te acuerdas? Tú me comentaste que te iban hacer unas pruebas y en dos días estabas en casa, bueno y así fue como nos despedimos, pues yo ya me vine para Valencia y tu a los dos días ya estabas en Cea.

Pero amigo al poco tiempo, solo habían pasado unos 15 o 20 días, recibo una llamada de teléfono que me anuncia que otra vez te acabas de marchar del pueblo y otra vez sin avisar, sigilosamente y sin hacer ruido, otra vez como a ti te gustaba hacer las cosas, pero amigo, tampoco esta vez lo conseguiste, menudo revuelo se formo en el pueblo, nadie se lo creía, ni yo, ni mi mujer Rosalía, que estábamos a mil kilómetros, nos lo creíamos, como podía ser que nos abandonaras otra vez? Y además en unas fechas tan señaladas para todos los de Cea. Increíble amigo. Increíble de verdad.

Bueno y ahora estés donde estés, que yo se, que debes estas con los Ángeles, porque estos tienen Alas y pueden volar y es mas divertido de vez encuando poder volar y darse una vuelta, si es así no te olvides de velar por nosotros.

Bueno de CEA no tengo mucho que contar, sigue todo mas o menos, bueno tenemos muchas cosas nuevas, pero bueno no te las voy a contar todas, porque a lo mejor ya estas enterado de la mayoría, pero lo que si te diré es que en tu pueblo, cuando alguien quiere ir a tomar un café a un bar que hay en el Barrio de “As Lamelas” sigue diciendo:

“Vamos o PASCUAS” – “Nos vemos no PASCUAS” – “Esta noite vemos o partido no PASCUAS” - “Quedamos no PASCUAS” – “Votamos unha partida no PASCUAS” – “Vamos a comer os callos o PASCUAS”….. Que te parece amigo, eso si que te gusta, pues es así, ni mas ni menos, tu sigues allí.

Bueno y también te contare que este año el Barca esta que se sale, vamosprimeros el la Liga y en Europa de maravilla y te diré que aquel cuadro de una caricatura de la plantilla de nuestro Barca, que te regale, sigue colgado allí en el bar en el mismo sitio que tu lo colgaste, y eso que el que regenta, actualmente el bar, creo que es del Madrid, pero ya ves allí sigue nuestro Barca, como el primer día, yo ya le dije a tu padre que allí debería permanecer siempre y si algún día tu familia decide deshacerse de el que me lo de a mi que lo tendré como recuerdo de nuestra amistad.

Bueno y otra cosa que si que a cambiado es la Parra que tenias al lado de la Terraza de tu bar, ¡¡bueno, bueno¡¡, no te puedes imaginar como se ha puesto, uvas no da, pero da una sombra impresionante, esta que llama la atención.

Y poco mas amigo, te puedo contar, de una, porque yo también vivo lejos del pueblo y de otra, que quizás tu estés al corriente de todo.

Cuanto me acuerdo de cuando llegaba de vacaciones a CEA y nos veíamos, de aquella frase tuya “¡COÑO XIADA!......... Porque, tú eras de los que me llamabas así.

Tu familia puede estar orgullosa de tí, que es, como yo me siento por ser amigo tuyo.

O teu amigo Xiada.

Webstats4U - Web site estadsticas gratuito El contador para sitios web particulares