Los Villarino

Español

La saga de los Villarino, se inicia con Don Antonio Villarino Farmaceutico, natural del Varón pueblo que se encuentra entre Leiro y Carballino, hijo de Don Ramón Villarino y de Doña Carlota Figueras. Su hijo Don José Villarino me hablaba de la casa señorial que sus antepasados tenian al lado de la fábrica de maderas en San Martín (Villamarín), así como de las propiedades que tenían en el Varón las cuales el visitaba en vacaciones, siendo estudiante de Farmacia en Santiago, trasladándose en calesa de Cea al Varón, causandole cierto rubor el paso por Carballino, por miedo a que sus amigos estudiantes como el en Santiago, le vieran manejando el carrito de caballos.

Me hablaba de estos recuerdos de su juventud, durante los viajes que en el recordado Renaul 4 -4,  allá  por 1963  realizabamos a Vigo para visitar a su hijo Domingos .

Volviendo al Patriarca fue el Primer Alcalde del Ayuntamiento de Cea, desde, 01-01-1885 al 01-07-1885 le cabe el honor de dar el pistoletazo de salida en el nuevo sistema político del pueblo, pero dura poco en el la alcaldia desentendiendose de los abatares políticos lo mismo que años mas tarde hicieron sus hijos Don Carlos y Don José.    

Don Antonio sigue en la Farmacia hasta el 10-08-1920 en que fallece a consecuencias de una hemorragia cerebral con 60 años de edad; se caso dos veces siendo su primera mujer, Doña Visitación de Cabo de cuyo matrimonio son hijos Don Carlos Luis Telmo. Don José y Doña Lola, esposa de Antonio Vázquez Testa el organista de la capilla del Santo Cristo.

Don Antonio Villarino, se casa en segundas nupcias de cuyo matrimonio nacen u 10 hijos  aúnque ninguno sobrevive por lo que solo podemos hablar de los tres conocidos.

D. Carlos Villarino de Cabo. Dejamos sin efecto el  Luis y Telmo que en su acta de nacimiento también figuran pués el pueblo le conocía por D. Carlos.  Fue el alcalde nº XVII en el periodo 03-02-1924 a 04-01-1926. Siendo muy pocas las veces las que asiste a las sesiones, lo que demuestra su grandeza en su sencillez al no obsesionarse con el mando, renunciando a la alcaldía. Era un buen médico para la época que le toco vivir como ya dije en algun reportaje, muy amigo de las gentes faltas de recursos a quienes trataba de ayudar no cobrandoles la consulta y en el caso de las panaderas, mandandolas a Marín a los baños para que descansaran de las faenas de la panadería y así recuperar fuerzas. Los pobres y mendigos que por aquel entonces existian en el pueblo, digase, Rou, Silvestre, Antonio Nogueira, Carroucho...etc. se reunían en la banqueta al lado de la escalera que daba entrada a la casa,  esperando un poco de comida, si estaba D. Carlos, mandaba a la criada que les trajera lo que entonces era normal una taza de caldo con un poco de tocino y pan, y si el no estaba, ya lo hacía como tenían por constumbre.

En cierta ocasión parece ser que el Carroucho, llevaba comido ya tres tazas de caldo, pués era un hombre corpulento; le dijo D. Carlos a la servienta “ traelle outra taza o Carroucho  solo polo ben que o come”, y el le contesto: “ come o tú que eu xa vou indo”. Así era D. Carlos muy fino en el vestir y muy pulcro, con una estatura de más de un metro ochenta, disfrutaba hablando con las gentes sencillas del pueblo, siendo el personaje más importante de la Villa por aquellas datas. Cuando muere a pesar de poseer un hermoso panteón muy cerca de donde se encuentra el pozo en el cementerio, deja dicho que le entierren en la  tierra en la parte frontal de dicho panteón como así  se hizo.

D. José Villarino de Cabo, farmaceútico, lo mismo que su hermano es excepcional, hombre alto y delgado habla un esquisito castellano como corresponde a personaje de excepcional cultura, pero cuando hablaba en gallego lo cual hacia con las gentes del pueblo, sus palabras sonaban a cantos de ruiseñores, recordandonos la poesía de Rosalía de la cual era ferviente admirador. Se casa con Doña Carmen Villamil de ascendencia Santiaguesa hermana del Catedratico Villamíl de cuyo matrimonio tienen un hijo Don Domingo Villarino Villamíl médico.

En el aspecto político fue presidente de la comisión gestora en el periodo de 29-08-1930 a 21-04-1931, figurando como el Alcalde Nº XXII,.despues de este pequeño inciso en la politica, fue varias veces propuesto para ocupar el puesto de Alcalde pero siempre se nego a ocupar dicha plaza.

En el ocaso de su vida se traslado a Vigo en compañía de su mujer para vivir los ultimos años de su vida al lado de su unico hijo,en donde fallece, sus restos se encuentran en el panteón familiar en Cea.

Don Domingo Villarino Villamíl, le conocí de niño, por aquel entonces todavía vivía el viejo mancebo Manuel, jugabamos al jugo de la rana, que consistia en introducir en la boca de una rana metálica, unas ruedecitas tambien metálicas, pronto desaparece del pueblo, pués su madre tiene casa en Santiago y allí pasan la mayor parte del año. Gran aficionado a la caza se deja ver por el pueblo en los periodos de caza. Terminada la carrera hace varios viages como médico en los Trasatlánticos que hacían escala en Vigo a distintas partes del continente Americano fijando su residencia en la ciudad Olívica para cnvertirse en director y dueño del Sanatorio Villamíl,  que había fundado el Catedrático Villamíl su tio, hermano de su madre Doña Carmen.

Hace pocos años que muere en Vigo, sus cenizas también se encuentran en el panteón familiar.

Doña Lola  Villarino de Cabo hermana de Don Carlos y Don José. Se casa con Antonio Vázquez Testa de la familia Barbeira de cuyo matrimonio no dejan descendencia.

Son por tanto los Villarino una familia mas de las muchas que en este pueblo desaparecen sin descendencia, habiendo tenido parte activa en el desarrollo del mimsmo, hoy con este recuerdo, pretendo sea un homenage para que las futuras generaciones tengan conocimiento de la familia Villarino, pués en la gran ciudad a la que todos nos encaminamos “El Cementerio”, figuran sus nombres.

ANGODA

Webstats4U - Web site estadsticas gratuito El contador para sitios web particulares